Red Amazónica de Inventarios Forestales

Jungle Scene Jungle Scene Jungle Scene Jungle Scene Jungle Scene

Un gran y persistemte sumidero de carbono en los bosques del mundo

  • Julio, 2011

Los bosques absorben una tercera parte de las emisiones de combustible fósil 

Leeds, 14 de Julio del 2011.

Los bosques establecidos en el mundo remueven de la atmósfera 8.8 billones de toneladas de dióxido de carbono por año – equivalente a casi un tercio de emisiones de combustibles fósiles –de acuerdo a una nueva investigación publicada en internet en la revista Science, que estudio y analizo los datos aportados por las redes internacionales de parcelas permanentes forestales para Suramérica tropical (www.rainfor.org) y del África (www.afritron.org).

Además, el crecimiento de arboles en tierras previamente deforestadas en los trópicos mapeó más de 6 billones de toneladas de CO² anualmente entre 1990 y el 2007. Sin embargo, la deforestación en todo el trópico arrojó una cantidad enorme de 10.8 billones de toneladas de CO² anualmente durante este período, compensando la mayor parte de la absorción de CO² por los bosques del mundo. Para la comparación, las emisiones globales de combustibles fósiles promedian 28 billones de toneladas de CO² anualmente.

Los hallazgos sugieren que los bosques tropicales, templados y boreales del mundo juegan un rol mucho más grande en el ciclo global del carbono que lo que previamente se pensaba, y que protegerlos es vital en limitar la severidad del futuro cambio climático.El Dr. Simon Lewis, un ecólogo tropical de la Universidad de Leeds del Reino Unido y co-autor de este estudio, dijo: “Los humanos están alterando los bosques del mundo en muchas formas, desde la destrucción total hasta los más sutiles impactos e incluso en los más remotos bosques causados por los cambios globales al medio ambiente”

“Nuestra investigación muestra que estos cambios están teniendo importantes impactos a nivel mundial, los que enfatizan el fundamental rol que tienen los bosques en el ciclo del carbono y por ende la rapidez y severidad del futuro cambio climático”.

“La importancia práctica de esta nueva información es que si los esquemas para reducir la deforestación son exitosos, ellos deberían tener significantes impactos positivos mundiales, al igual que esfuerzos similares que promueven la restauración de los bosques.” 

El equipo internacional de investigadores liderados por el Dr. Yude Pan del Servicio Forestal de los Estados Unidos, usó mediciones en el campo de los árboles de todo el mundo y modelos estadísticos para proveer una imagen actualizada de la absorción y pérdida de carbono por los bosques boreales, templados y tropicales que abarcan un total de 3.9 billones de hectáreas.

El Dr. Pan dijo. “Al romper la dinámica a gran escala de carbono de los bosques en sus muchos componentes, nosotros fuimos capaces de analizar separadamente las grandes magnitudes de los flujos de carbono, tanto de sumideros como de fuentes, y tener una idea de la capacidad potencial de secuestro de carbono por los bosques del mundo” 

Luego de poner juntos todos los sumideros y las fuentes, los investigadores hallaron que hubo un beneficio neto para el clima de 4 billones de toneladas de dióxido de carbono cada año absorbido por los bosques. 

El estudio también presentó dos nuevos elementos para comprender el papel de bosques en el ciclo de carbono.

Primero, en los trópicos, separando las pérdidas de carbono por la deforestación y el consumo de carbono de los bosques que están regenerándose se muestra que la figura generalmente reportada para emisiones de carbono asociados con los cambios de uso de la tierra en el trópico esconde estos dos más grandes flujos. Al separar ambos, vemos que las emisiones de carbono de la deforestación tropical son mucho mayores que lo que pensamos, mientras que la absorción a partir de un bosque restaurado en los trópicos es también probablemente muy grande.

La segunda versión es que las nuevas absorciones totales de carbono reportadas por remanentes de bosques boreales, templados y tropicales juntos son iguales al total mundial de sumidero de carbono en la tierra. “La gran absorción de CO² por los bosques implica que las tierras agrícolas, pastos, desiertos y tundras del mundo desempeñan un rol muy limitado como sumideros o fuentes de dióxido de carbono a nivel mundial. Esta nueva información puede ayudar a donde puntualizar acciones para preservar los sumideros de carbono y sea probable que tengan
mayor impacto” explica del Dr. Lewis.

Sin embargo, el Dr. Lewis llamó a cautela en la interpretación de los resultados: “No podemos depender solo de la gestión de los bosques para detener el incremento de CO² en la atmósfera y resolver el problema del cambio climático. Simplemente no hay suficiente suelo en la Tierra para almacenar todo el carbono liberado de las emisiones en curso de los combustibles fósiles en los árboles. “La gestión de los bosques puede ayudar, pero es esencial reducir las emisiones de combustibles fósiles. Y, por supuesto los bosques no permanecerán removiendo el CO² de la atmósfera por siempre. Los bosques remanentes del mundo están proveyendo un limitado beneficio en tiempo a la humanidad”.

El co-autor del estudio el Dr. Oliver Phillips, Profesor de Ecología Tropical de la Universidad de Leeds del Reino Unido, enfatizó la necesidad de mayores investigaciones. Dijo: “Sabemos que los trópicos son las áreas más dinámicas del mundo cuando consideramos el intercambio de carbono entre la tierra y la atmósfera”.

“Los árboles crecen rápido en los trópicos, y también aquí aun hay bastante deforestación, pero nuestro esfuerzo colectivo de investigación es muy poca que en cualquier sitio. Lo que necesitamos es una seria inversión en el monitoreo, seguimiento y estudio de los bosques tropicales del mundo para entender mejor su rol en nuestro rápido y cambiante medioambiente mundial.

El Profesor Phillips coordina RAINFOR, la red de monitoreo a largo plazo de sitios de bosque tropical a lo largo de Sudamérica. (www.rainfor.org). Dr. Lewis coordina una red similar a lo largo del África (www.afritron.org). Estas redes proveen las estimaciones de sumideros de carbono en los bosques tropicales remanentes reportados en el presente estudio.


Para mayor información
El artículo, “Un gran y persistente sumidero de carbono en los bosques del mundo”, por: Yude Pan, Richard Birdsey, Jingyun Fang, Richard Houghton, Pekka Kauppi, Werner A. Kurz, Oliver L. Phillips, Anatoly Shvidenko, Simon L. Lewis, Josep G. Canadell, Philippe Ciais, Robert B. Jackson, Stephen Pacala, A David McGuire, Shilong Piao, Aapo Rautiainen, Stephen Sitch and, Daniel Hayes, se publicó en el Expreso Ciencia el 14 de Julio del 2011, y en Ciencia el 21 de Julio del 2011.