Red Amazónica de Inventarios Forestales

Jungle Scene Jungle Scene Jungle Scene Jungle Scene Jungle Scene

Las sequías minimizan el crecimiento de los árboles de la Amazonía y eliminan su función del pulmón del mundo

  • Julio, 2016

Leafless trees observed from a research tower in Alta Floresta, southern Amazonia, Brazil. Photo credit: Ted Feldpausch

Las sequías minimizan el crecimiento de los árboles de la Amazonía y eliminan su función del pulmón del mundo.

Un estudio innovador liderado por investigadores de las Universidades de Exeter y Leeds revela que las sequías registrados en 2005 y 2010 provocaron un alta mortalidad de los árboles y la minimización de su crecimiento, que paralizó por completo la capacidad de la Amazonía de capturar carbono.

Anteriores investigaciones sugirieron que la Amazonía – el bosque tropical más extenso del mundo, y uno de sus principales “pulmones verdes” – podría estar perdiendo su capacidad de absorber carbono de la atmósfera. El nuevo estudio, (hasta la fecha la investigación terrestre más extensiva de los efectos de sequías sobre los bosques amazónicos), dibujo un panorama más complejo, con reacciones más dinámicas de los bosques a un clima cada vez más variable.

El estudio se basó en dos sequías de gran escala que ocurrieron en 2005 y 2010 respectivamente, para poder analizar el impacto de estas sequías sobre el crecimiento de los árboles, y entonces sobre la captura de carbono. El equipo internacional encontró que el crecimiento de los árboles fue afectado drásticamente por las sequías en la Amazonía.

Utilizando mediciones levantadas en el marco de la red RAINFOR con casi 100 parcelas en toda la Amazonía, el equipo pudo evaluar las reacciones de los árboles individuales. En ambas sequías la Amazonía perdió biomasa y se registró una alta mortalidad de árboles. En 2010 también se observó un menor crecimiento de los árboles remanentes, que sugiere que muchos árboles fueron bastante afectados pero sin llegar el pronto de la muerte.

El autor principal Dr. Ted Feldpausch de la Universidad de Exeter indicó: “Esta primera demostración directa de los efectos de las sequías sobre el crescimento de los árboles de la Amazonía es muy importante: nos muestra como el cambio climático aumenta la liberación de carbono por la muerte de los árboles, pero también revela el efecto de la menor captura por el resto de los árboles. No obstante, la Amazonía también muestra su resiliencia, porque en años entre las sequías la Amazonía recuperó la capacidad de ganar carbono, con crescimiente de los arboles mas grande de mortalidad.”

Como el mayor bosque tropical del mundo, la Amazonía almacena 100 mil millones de toneladas de carbono en biomasa. Entonces los cambios en este ecosistema tienen consecuencias mundiales. La investigación provee un entendimiento importante sobre el impacto del cambio climático sobre el comportamiento de los bosques y los niveles de CO2.

El coautor Profesor Oliver Phillips de la Universidad de Leeds, dijo: “Por más de veinte años, la Amazonía nos ha provisto un tremendo servicio, capturando cientos de millones de toneladas de carbono por año, mediante el crecimiento de sus árboles. Pero tanto en el año 2005 como el año 2010, la gran mortandad de árboles provocada por las sequías, implicó que se eliminaron estas ganancias netas.

El estudio representa un paso grande hacia nuestra comprensión de la reacción del bosque a sequías naturales a escala panamazónica. No obstante, los investigadores resaltan que aún hay mucho para aprender. No solo se registran cada vez más sequías, pero la temperatura en la Amazonía también está incrementando, y necesitamos mejor nuestra comprensión de las interacciones de estos dos factores.

El profesor Phillips añadió: “El cambio climático también afecta la diversidad excepcional de flora y fauna de la Amazonía; ahora es un reto grande descubrir cuales especies están en riesgo.”

Vincent Vos, uno de los investigadores que contribuyeron al estudio desde Bolivia, explica “En Bolivia actualmente estamos viviendo los efectos de una nueva sequía que incluso podrá sobrepasar las grandes sequías del 2005 y 2010. El estudio nos ayuda comprender la reacción de los bosques a este tipo de sequías, y en especial las interacciones con el clima. Este conocimiento es importante para ayudar cuidar los bosques y su biodiversidad, pero también para garantizar una producción sostenible de recursos forestales como la castaña y la madera, y aún más importante, los múltiples beneficios indirectos que nos proveen los bosques amazónicos, como la provisión de agua.”

Amazon forest responce to repeat droughts (La respuesta de los bosques amazónicos a sequías repetitivas) Feldpausch et al 2016 Global Biogeochemical Cycles doi:10.1002/2015gb005133

El trabajo fue financiado con fondos de la Fundación Gordon y Betty Moore y el Consejo de Investigación del Ambiente Natural (NERC por sus siglos en inglés) del Reino Unido.